Necesitaba las alas

Necesitaba las alas.
Ellas nos muestran los horizontes sin fín de la imaginación,
nos llevan hasta nuestros sueños,
nos conducen a lugares lejanos.
Son las alas las que nos permiten conocer las raices de nuestros semejantes
y aprender de ellos.

(Paulo Coelho)

recuerda tus sueños

¿volverá la magia?

Solo si tú crees.
¿Crees en las hadas?...

Deja que el viento entre y se lleve lo que sobra.
Deja que las raices beban el agua que necesitan.
Deja que los colores vuelvan a serlo todo.
Deja que aquella magia...

Nos Resucite.

I believe in you

Soledad, el camino que has escogido
inquieta ruta, sin regreso
Un día encontrarás tu luz nuevamente
Tu no sabes?
No dejes, se fuerte

Sigue tu corazón
Deja que tu amor te conduzca a traves de la oscuridad
Vuelve a un lugar que una vez conociste
Yo creo, Yo creo, Yo creo, en ti

Sigue tus sueños
Se tu mismo un angel de bondad
No hay nada que no puedas hacer
Yo creo, Yo creo, Yo creo, en ti

Solito, te iras fuera solito
Corazón abierto al universo
Donde vayas busca sin mirar atras
No esperes que el día nazca

Sigue tu estrella
Ve hasta donde tu sueño te lleva
Un día lo tocarás
Si tu crees, si tu crees, si tu crees, en ti
Sigue la luz, no apagues la llama que tu llegaras
En el fondo de ti recuerda
Que Yo creo, Que Yo creo, Que Yo creo, en ti

Algun día yo te encontraré
Algun día tu también me encontraras
Y cuando te tenga cerca
Yo se que es verdad
Sigue tu corazón
Deja que tu amor te conduzca a traves de la oscuridad
De vuelta a un lugar que una vez conociste
Yo creo, Yo creo, Yo creo en ti
Sigue tus sueños
Se tu mismo un ángel de bondad
No hay nada que no puedas hacer
Yo creo, Yo creo, Yo creo en ti

sigue tu estrella

sigue tu estrella

El lenguaje natural del alma es poesía y música. Florece sobre el símbolo, el mito y la metáfora. La facultad del alma es la imaginación. Esa facultad es nuestra manera de alcanzar el significado mas amplio.
Gifs animados

martes, 26 de julio de 2011

Las dos alas. El equilibrio.

Esto hay que recordarlo perfectamente, porque existe una posibilidad: la mente tiende a quedarse fija. Hay personas que están fijas en el mundo materialista; no pueden salir de él; dicen que no tienen tiempo para meditar. Han elegido una sola ala. Y por supuesto, si eso les produce frustración, es natural. Con una sola ala, tiene que haber frustración.

Y también hay personas que se hartan del mundo y escapan fuera de él, se van al Himalaya, se hacen sannyasins, monjes, viven en soledad, se impone una vida de introversión. Cierran los ojos, cierran todas sus puertas y ventanas...y entonces se aburren.

En el mundo materialista estaban hartos, estaban cansados, frustrados. Aquello era un manicomio, no podían encontrar reposo. Tenían demasiadas relaciones y muy pocas vacaciones, no disponían de espacio suficiente para ser ellos mismos. Iban cayendo en trampas, perdiendo su ser: cada vez se volvían más materialistas y menos espirituales. Estaban perdiendo la conciencia misma de su ser. Escaparon. Escaparon porque estaban hartos, frustrados. Ahora tratan de vivir una vida de introversión...y tarde o temprano se aburren. De nuevo han elegido una sola alas. Esta es una vida asimétrica, desproporcionada. Han caído de nuevo en una falacia, pero en el polo opuesto.

Yo no soy partidario de lo uno ni de lo otro. Me gustaría que adquirierais la capacidad de estar en el mundo materialista y aún así meditar. Me gustaría que os relacionarais con gente, que amarais, que os movierais en millones de relaciones, porque las relaciones te enriquecen...y aún así fuerais capaces de abrir las puertas y tomaros unas vacaciones de todas las relaciones...para poder relacionaros también con vuestro propio ser.

Relaciónate con otros, pero relaciónate también contigo mismo.. ama a otros, pero amate también a ti. ¡Sal fuera! El mundo es bello, está lleno de aventuras, es un reto, te enriquece. No pierdas esa oportunidad cada vez que el mundo llame a tu puerta, sal al exterior. No hay nada que perder y puedes ganarlo todo. Pero no te pierdas. No salgas y te pierdas. Vuelve a casa de vez en cuando.. olvidate a veces del mundo; hay momentos para la meditación.

Cada día si quieres estar equilibrado, debes equilibrar lo exterior y lo interior. Deben pesar lo mismo, para que nunca quedes descompensado por dentro.

A esto se referían los maestros zen cuando dicen: “Camina por el rio, pero no dejes que el agua te toque los pies”. Vive en el mundo, pero no seas del mundo. Puedes estar en el mundo pero no dejes que el mundo esté dentro de ti. Cuando entras en casa estás en casa...como si el mundo entero hubiera desaparecido.

“Tengo que prepararme para la risa. tengo que darme un descanso. Tengo que entrar y olvidarme del mundo para volver rejuvenecido y reír de nuevo".

Si de verdad quieres reír, tendrás que aprender a llorar. Si no puedes llorar, si no eres capaz de derramar lágrimas, serás incapaz de reír. Un hombre de risa es también un hombre de lagrimas...así está equilibrado. Un hombre bienaventurado es también un hombre de silencio. Un hombre extático es también un hombre centrado. Las dos cosas van unidas. Y de esta unidad de polaridades nace un ser equilibrado. Y ese es el objetivo.
(Osho, conciencia)

Creo que puedo volar



I Believ I can fly
SOLÍA PENSAR QUE NO PODÍA SEGUIR,
Y QUE LA VIDA NO ERA MÁS QUE UNA CANCIÓN TRISTE.
PERO AHORA, CONOZCO EL SIGNIFICADO DEL AMOR VERDADERO.
ESTOY APOYADO EN LOS BRAZOS ETERNOS.

SI PUEDO VERLO, ENTONCES PUEDO HACERLO.
SI SÓLO CREO EN ESO, NO HAY NADA EN ESO.

CREO QUE PUEDO VOLAR.
CREO QUE PUEDO TOCAR EL CIELO.
PIENSO SOBRE ESO DÍA Y NOCHE.
ABRIR LAS ALAS E IRME VOLANDO.
CREO QUE PUEDO VOLAR MUY ALTO.
ME VEO CORRIENDO A TRAVÉS DE AQUELLA PUERTA ABIERTA.
CREO QUE PUEDO VOLAR.
CREO QUE PUEDO VOLAR.
CREO QUE PUEDO VOLAR.

YA VES, ESTUVE A PUNTO DE LARGARME A LLORAR.
A VECES EL SILENCIO PUEDE PARECER TAN RUIDOSO.
HAY MILAGROS EN LA VIDA QUE DEBO ALCANZAR,
PERO PRIMERO, SÉ QUE COMIENZA DENTRO DE MÍ.

SI PUEDO VERLO, ENTONCES PUEDO HACERLO.
SI SÓLO CREO EN ESO, NO HAY NADA EN ESO.

CREO QUE PUEDO VOLAR.
CREO QUE PUEDO TOCAR EL CIELO.
PIENSO SOBRE ESO DÍA Y NOCHE.
ABRIR LAS ALAS E IRME VOLANDO.
CREO QUE PUEDO VOLAR MUY ALTO.
ME VEO CORRIENDO A TRAVÉS DE AQUELLA PUERTA ABIERTA.
CREO QUE PUEDO VOLAR.
CREO QUE PUEDO VOLAR.
CREO QUE PUEDO VOLAR.

lunes, 25 de julio de 2011

Las dos alas. Del mercado al monasterio

En tí existen dos planos: El plano de la mente y el plano de la no-mente. O dicho en otras palabras: el plano en el que vives en la periferia de tu ser y el plano en el que estás en el centro de tu ser.

Todo circulo tiene su centro; puedes saberlo o no. Puede que ni siquiera sospeches que existe un centro, eres un circulo...existe un centro. Sin el centro no puedes existir; existe un núcleo de tu ser.

En ese centro eres ya un Buda, uno que ha llegado a casa. En la periferia estás en el mundo: en la mente, en los sueños, en ansiedades, en mil y un juegos. Y tú eres las dos cosas.

Tiene que haber momentos en los que ves que durante unos breves instantes has sido un Buda: la misma gracia, la misma conciencia, el mismo silencio; el mismo mundo de beatitudes, de bendición, de bienaventuranza. Habrá momentos, vislumbres de tu centro. No pueden ser permanentes; una y otra vez serás arrojado de nuevo a la periferia. Y te sentirás estúpido, triste, frustrado, sentirás que te pierdes el sentido de la vida...porque existes en dos planos: el plano del centro y el plano de la periferia.

Poco a poco te irás haciendo capaz de moverte de la periferia al centro y del centro a la periferia con toda soltura, como haces al entrar y salir de casa. No creas ninguna dicotomía. No dices: “Estoy fuera de casa así ¿como voy a entrar en la casa?. No dices “Estoy dentro de la casa, así ¿como voy a salir fuera?” Fuera hace sol, está un tiempo agradable; te sientas en el jardín. Empieza a hacer cada vez más calor y tú empiezas a sudar. Ya no es agradable, empieza a resultar incómodo; simplemente te levantas y entras en casa. Allí se está fresco, no estás incomodo. Ahora lo agradable es estar dentro. Y sigues entrando y saliendo.

Del mismo modo un hombre de conciencia y conocimiento se mueve desde la periferia al centro y del centro a la periferia. Nunca se queda fijo en ningún sitio. Del mercado al monasterio, de ser extravertido a ser introvertido, se mueve continuamente porque esas son sus dos alas. No están enfrentadas una con otra. Claro que están eqilibradas en direcciones opuestas; tiene que ser así. Si la s dos alas estuvieran en el mismo lado, el pájaro no podría volar hacia el cielo. Tienen que estar equilibradas, tienen que estar en direcciones opuestas, pero siguen perteneciendo al mismo pajáro y sirven al mismo pajáro.
Tu exterior y tu interior son tus alas.
(Osho, conciencia)

Sin tí es como si me faltara un ala. Tú me ayudas a ser. Tú me ayudas a volar.

sábado, 23 de julio de 2011

Un solo de violín

Película "El concierto"


SINOPSIS: En la época de Brezhnev, Andrei Filipov era el mejor director de orquesta de la Unión Soviética y dirigía la célebre Orquesta del Bolshoi. Pero en plena gloria, tras renunciar a separarse de sus músicos judíos, entre los que estaba su mejor amigo Sacha, fue despedido. Treinta años después, sigue trabajando en el Bolshoi, pero ahora... como limpiador.

Una noche que Andrei se queda hasta tarde sacando brillo al despacho del jefe supremo encuentra un fax dirigido a la dirección del Bolshoi: se trata de una carta del Teatro de Châtelet invitando a la orquesta oficial a que vaya a dar un concierto a París... De repente, a Andrei se le ocurre una idea loca: ¿por qué no reunir a sus antiguos compañeros músicos, que viven de hacer trabajillos y chapuzas, y llevarlos a París, haciéndoles pasar por el Bolshoi? La tan esperada ocasión de tomarse la revancha por fin ha llegado.

lunes, 18 de julio de 2011

La naturaleza nunca dice una cosa y la sabiduría otra

“La naturaleza nunca dice una cosa y la sabiduría otra”
Juvenal

“Para escuchar la voz interior hay que practicar las tres P: paciencia, persistencia y perseverancia”
“Todos en algún momento de este proceso nos hacemos la misma pregunta: ¿cómo se que esta voz que viene de dentro, es la voz de mi sabiduría interior y no la voz del ego?”

“En realidad no es difícil reconocerla, la voz interior viene del corazón y nos es fácil identificarla si la escuchamos desde el corazón, nosotros sabemos distinguir perfectamente en nuestro interior cual de esas voces es cual y nos basta con cerrar los ojos, poner nuestra mano en el pecho y sentir cada latido para saber la respuesta”
María García

(Artículo de María García, ciudadana del mundo, cooperante comprometida y actualmente coach personal y ejecutivo, en la sección El Lector Alternativo Aconseja)

Cuando comenzamos un camino de escucha y exploración interior, suele ocurrir que nuestra mente genera más ruido que nunca, esa suele ser la primera respuesta del cerebro ante nuestro intento por lograr la calma.

Tras un tiempo de constancia y dedicación continuada en la práctica de estar a solas con nosotros mismos y de cultivar el silencio, poco a poco la intuición germina y esa voz interior se escucha cada vez de forma más nítida. En realidad siempre ha estado ahí, de forma invisible y tratando de hacerse oír pero generalmente es difícil escuchar algo a lo que no estamos prestando atención.

Como una semilla que necesita tiempo y cuidados, la intuición necesita ser regada día tras día, necesita un espacio para revelarse, para surgir, para brotar y crecer lentamente hasta convertirse en una planta estable que con el tiempo florecerá.

Eileen Caddy, la fundadora de la comunidad espiritual Findhorn en Escocia decía que para escuchar la voz interior había que practicar las tres P: paciencia, persistencia y perseverancia. Así es como el pequeño brote surgido de la semilla llega a convertirse en árbol y da sus frutos.

Todos en algún momento de este proceso nos hacemos la misma pregunta: ¿cómo se que esta voz que viene de dentro, es la voz de mi sabiduría interior y no la voz del ego?

En realidad no es difícil reconocerla, la voz interior viene del corazón y nos es fácil identificarla si la escuchamos desde el corazón, nosotros sabemos distinguir perfectamente en nuestro interior cual de esas voces es cual y nos basta con cerrar los ojos, poner nuestra mano en el pecho y sentir cada latido para saber la respuesta.

Pero si para ti sigue sin ser del todo claro cual de las dos voces te habla, te ayudará saber que la voz que habla desde el interior está ausente de juicio y de comparación con nada ni nadie, es una voz impersonal y pura, que envía mensajes certeros, breves y que tiene un gran sentido de trascendencia, es una voz que permanece en el tiempo, que habla desde la esencia del ser que somos y que estamos llamados a manifestar.

Los mensajes del ser se manifiestan desde la totalidad y nos hacen sentir la alegría de vivir, son una guía, como una estrella en nuestra vida y no nos dejan el mínimo atisbo de duda. Cuánto más se incrementa el acceso a esa voz, más orgánica y natural se vuelve nuestra vida, todo fluye de forma más sencilla y sin esfuerzo, te sorprenderás de la facilidad con que las cosas llegan a tu vida y tendrás acceso a todas las respuestas.

La voz del ego, por el contrario, es una voz que habla desde el miedo, desde la carencia y la separación, se pierde en detalles que no tienen importancia trascendente y que son personales, critica, juzga y se compara, es una voz insegura, muchas veces ambigua y carente de corazón.

Al igual que la voz interior, se encuentra constantemente en nosotros y la mayor parte de la veces es tan intensa que nos sentimos identificados con ella, pensamos que somos ella, pensamos que somos ese ruido incesante de la mente.

Lo más asombroso de esa voz que tantas veces nos atormenta es que, una vez comenzamos a hacernos conscientes de ella y a escucharla desde un lugar de libertad, de aceptación, de Enlacevigilancia, empieza a perder su poder. Activar el “testigo” de nuestras voces nos hace ser conscientes de ellas y separarnos de ellas, de forma que ya no tengan poder sobre nosotros.

Para muchas personas este proceso ocurre poco a poco y de forma natural, de repente se encuentran espontáneamente siguiendo mensajes y viviendo en un mundo de sincronicidades, reciben lo que necesitan escuchar, vivir, experimentar. Has de estar dispuesto a seguir esa fuerte intuición que te guía de forma certera, a aventurarte en lo desconocido y formar parte del flujo incesante de la vida que se manifiesta a cada instante. ¿Estas preparado?

Este artículo tiene copyright. Puedes distribuir, enviar o copiar este documento sin modificar el contenido y citando su fuente © María García www.alma-coaching.com

En el blog alternativohttp://www.elblogalternativo.com/

No sé por qué me he acordado de este video y como hoy luce el sol (que después de estos días de lluvia, se agradece) aprovecho y saco a pasear a Walt Disney. Así contento a Alicia que ya tenía ganas..


Con una animación llena de frescura, emoción y humor, la película presenta unos personajes memorables y narra una historia inolvidable sobre el coraje, el honor y el descubrimiento de la propia personalidad.

La ley del más fuerte

El ser humano está en un dilema por la sencilla razón de que no solo es inteligente, sino que también es consciente de su inteligencia. Esto es lo único del hombre- su privilegio, su prerrogativa, su gloria-pero puede convertirse fácilmente en su agonía.

El hombre es consciente de que es inteligente. Esa consciencia trae consigo sus propios problemas. El primer problema es que crea el ego.

El ego no existe en ninguna otra parte excepto en los seres humanos, y el ego empieza a crecer cuando crece el niño. Los padres, las escuelas, los colegios, la universidad, todos ellos ayudan a fortalecer el ego por la sencilla razón de que durante siglos el hombre tuvo que luchar para sobrevivir y la idea se ha vuelto una fijación, un profundo condicionamiento inconsciente de que solo los egos fuertes sobreviven en la lucha por la vida.

Y los científicos lo han hecho aún más convincente con la teoría de la “supervivencia del más fuerte”. De manera que ayudamos a que fortalezcan más y más su ego, y es ahí donde surge el problema.

Según el ego va fortaleciéndose, empieza a rodear a la inteligencia como una espesa capa de oscuridad. La inteligencia es luz, el ego es oscuridad. La inteligencia es delicada, el ego es muy duro. La inteligencia es como una rosa, el ego es como una piedra.

Y si quieres sobrevivir, dicen las supuestas autoridades, tienes que volverte como una piedra, tienes que ser fuerte, invulnerable. Tienes que volverte una ciudadela, una ciudadela cerrada, para que no puedan atacarte desde el exterior. Tienes que volverte impenetrable.

Pero entonces te cierras. Entonces empiezas a morir en lo que respecta a tu inteligencia, porque la inteligencia necesita el cielo abierto, el viento, el aire y el sol, para crecer, expandirse, para fluir. Para permanecer viva necesita un flujo constante; y si se estanca se vuelve, lentamente, un fenómeno muerto.

No permitimos que los niños permanezcan inteligentes. Primero porque si son inteligentes serán vulnerables, serán delicados, serán abiertos.

Si son inteligentes serán capaces de ver muchas falsedades en la sociedad, en el Estado, en la Iglesia, en el sistema educativo. Se volverán rebeldes. Serán individuos; no se acobardarán fácilmente. Los puedes aplastar, pero no puedes esclavizarlos. Los puedes destruir pero no puedes obligarlos a avenirse.

En un sentido, la inteligencia es muy suave. Como una rosa; en otro sentido, tiene su propia fortaleza. Esa fortaleza es sutil, no burda. Esa fortaleza es la fortaleza de la rebelión, de una actitud inclaudicable. Uno está dispuesto a morir, uno está dispuesto a sufrir, pero uno no está dispuesto a vender su alma.
(Osho, Inteligencia)

El don de estar vivo


Nunca has sido aceptado por tus padres, tus profesores, tus vecinos, la sociedad , tal como eres. Todos trataron de mejorarte, de hacerte mejor. Todos señalaron los defectos, los errores, las debilidades, las flaquezas, a las que es propenso todo ser humano. Nadie hizo resaltar tu belleza, nadie hizo resaltar tu grandeza.

Estar vivo es ya un don tal, pero nadie te dijo nunca que estés agradecido a la existencia. Por el contrario, todos estaban gruñendo, quejándose. Naturalmente, si todo lo que rodea tu vida desde el principio no deja de señalar que no eres lo que deberías ser, y te sigue dando grandes ideales que tienes que seguir y alcanzar. Tu “ser” nunca es alabado. Lo que se alaba es tu futuro: si puedes llegar a ser alguien respetable, poderoso, rico,intelectual, famoso de alguna forma, no un cualquiera.

El condicionamiento continuo contra ti, ha creado en ti la idea “No soy lo suficiente tal como soy, falta algo. Y tengo que estar en alguna otra parte, no aquí. Este no es lugar en el que se supone que tengo que estar, sino en algún lugar más elevado, más respetado, más conocido.

Tu cabeza, tu mente ha sido manipulada de muchas maneras por personas según sus ideas de como deberías ser. No había mala intención, tus padres te querían, tus profesores te querían, la sociedad quiere que seas alguien. Sus intenciones eran buenas, pero su entendimiento es muy limitado. Olvidaron que es imposible convertir una caléndula en una rosa, o viceversa.

Lo único que puedes hacer es ayudar a que las rosas sean más grandes, tengan más color, más fragancia. Puedes aportar todos los elementos que son necesarios para transformar el color y la fragancia- el abono necesario, la tierra apropiada, el riego correcto en los momentos adecuados- pero no puedes hacer que el rosal produzca flores de loto. Y si empiezas a darle la idea al rosal “Tienes que producir flores de loto”- y, por supuesto, las flores de loto son bonitas y grandes- le estás dando un condicionamiento erróneo.

Este rosal no solo no podrá producir nunca flores de loto, toda su energía se canalizará por el conducto erróneo, de manera que ni siquiera producirá rosas, porque ¿de dónde sacará la energía para producir rosas? Y cuando resulta que no hay lotos ni rosas, por supuesto este pobre rosal se sentirá continuamente vacío, estéril, indigno.

Esto es lo que está sucediendo con los seres humanos. Con buenas intenciones, la gente está revolviendo tu mente. En una sociedad mejor, nadie intentará cambiarte. Todos te ayudarán a ser tú mismo...y ser uno mismo es lo mejor del mundo. Ser tú mismo te da todo lo que necesitas para sentirte colmado, todo lo que puede hacer significativa tu vida. Simplemente ser tú mismo y desarrollarte de acuerdo a tu naturaleza traerá consigo la realización de tu destino.

Esta es la riqueza verdadera. Este es el poder verdadero.

Si todas las personas crecen para ser ellas mismas, verás que toda la tierra se llena de personas poderosas, con fuerza, inteligencia y entendimiento tremendos, y la gran satisfacción, la gran alegría de que han llegado a casa.

Pinturas Eduardo Naranjo http://www.pintoreduardonaranjo.com/

domingo, 17 de julio de 2011

El Miedo

Durante toda transición cultural, las viejas ideas y convicciones comienzan a caer y evolucionan hacia nuevas tradiciones, lo cual causa ansiedad durante un lapso de tiempo. Mientra algunas personas despiertan al cambio y son capaces de sostener un vínculo de amor con su propio ser interior que al mismo tiempo los sustenta y les permite evolucionar con mayor rapidez, otros no pueden sustraerse a la impresión de que las cosas cambian demasiado de prisa y la humanidad pierde el rumbo. Estos últimos se vuelven demasiado temerosos y controladores como para incrementar su energía.

La polarización del Miedo que se produce entonces, puede ser muy peligrosa, porque la gente que tiene miedo es capaz de justificar cualquier clase de extremismo.

Podía ver que a partir de aquel momento la larga historia de la humanidad se desarrollaba marcada por esas dos necesidades en conflicto. Por un lado, estamos capacitados para superar nuestros miedos gracias a la fuerza de nuestras intuiciones, a las imágenes mentales que nos recuerdan que estamos en la vida para cumplir con algún designio determinado que ayude a avanzar la cultura en una dirección positiva que solo nosotros, como individuos, actuando con valor y sabiduría, podemos inspirar. Desde la fuerza de estos sentimientos recordamos que, por insegura que la vida nos parezca, no estamos solos, que hay un objetivo y un significado fundamental subyacente al misterio de la existencia.

Pero, por otra parte, a menudo somos victimas de la necesidad opuesta, la de protegernos del Miedo, y perdemos a veces de vista nuestro objetivo, para caer en la angustia de la separación y el desamparo.

El Miedo puede conducirnos a una espantosa auto protección, a luchar por conservar nuestra posición de dominio, a robar la energía de los demás, y resistirnos continuamente al cambio y la evolución, indiferentes a toda información nueva y positiva que pudiera sernos de utilidad.

(La décima revelación, James Redfield)

lunes, 11 de julio de 2011

¡Deja de matar al mensajero!

Preste atención. Infinitos mensajes llegan a su vida para ayudar a que cambie, pero así como vienen se van.

La rutina, la seguridad, la indiferencia y la costumbre los echan a patadas. La mente social alerta sobre el peligro de escuchar a los desconocidos, teme perder el control.

Perpetuar una realidad ...apática y desequilibrada es el propósito de los que pretenden que el hombre permanezca de rodillas y en las sombras. Deje de matar al mensajero. Escuche. La vida quiere verlo disfrutar. Rompa sus cadenas. Vibre. Cristo, Buda, Krishna, Mahavira, Lao Tse, Chuang Tzu, un perro, una abeja, un pájaro, una flor, un vagabundo...

Qué importa quién transmite el mensaje. Lo que vale es lo que se nos quiere decir. Sólo cuenta lo que la existencia, a través de sus infinitas formas, nos hace llegar para que evolucionemos.

Pero si en este momento su mente está horrorizada preguntándose "¿cómo se le ocurre igualar a Cristo con un perro?", me temo que usted no está comprendiendo lo que intento decir, y quizás sea de los que piensan que sólo los que van a misa están cercanos a Dios.

Las diferencias están en nuestra cabeza. En nuestras particulares formas de percibir y entender el mundo. La existencia no discrimina. Utiliza todo lo que nos rodea para acercarnos aquello que nos quiere decir. Somos nosotros quienes hacemos las distinciones, quien distorsionamos según nuestros miedos, condicionamientos o conveniencias.

Las fronteras y las separaciones son inventos del hombre que muy pronto sucumbirán. Esas divisiones son las que conducen a las guerras, al aislamiento y a la destrucción. Son las que nos hacen creer diferentes. Las que impiden que nos reconozcamos como hermanos y que nos sintamos uno con el Todo.

La realidad es inmensamente rica. Nuestras miradas mezquinas son las que la muestran descolorida y pobre. El pájaro, con su vuelo, nos enseña la libertad. La nube, con sus transformaciones, nos enseña a fluir. La flor, expandiendo su aroma, nos enseña a ser generosos. Todo enseña. A su modo, todo comunica. Varía el lenguaje, cambia la forma de expresión que adopta lo que se nos pretende transmitir, eso implica que debemos estar más atentos, más despiertos, cada día más conscientes.

Si cambiamos nuestra percepción, si ampliamos la mirada y conectamos con la existencia, por medio del corazón, podemos trascender nuestras limitaciones. Y cuando lo hagamos, no importará quien nos acercó el mensaje, porque habremos comprendido que las categorizaciones corresponden a una función de la mente, y que todo, absolutamente todo, forma parte del Creador.

Lo que marca la diferencia no es quién lo dice, sino qué se nos dice. El valor del mensaje está en su poder de transmutación, en su fuerza para impulsar los cambios. Si lo que recibimos nos ayuda a convertirnos en personas más positivas, sensibles y equilibradas, éso es lo que verdaderamente cuenta. El mensajero es como la baranda de una escalera, cumple una función, constituye un medio para ayudar a elevarnos.

No se olvide que la mejor manera de que alguien continúe preso es haciéndole creer que está en libertad. Tenemos que abrir los ojos. Pensamos que somos libres, sin embargo estamos cautivos por nuestras estructuras mentales. Permanecemos inmovilizados por las cadenas de las creencias. Así no hay posibilidades de remontar vuelo.

Si continuamos con el corazón cerrado, sin darnos el permiso de humanizar nuestros días, el sufrimiento, la violencia y la desesperanza serán el aire que respiremos. Aduéñese de su vida. ¿Por qué restar pudiendo sumar? ¿Por qué elegir quedarnos estancados, rumiando penas, pudiendo ser felices? El exterior sólo nos muestra un reflejo de nuestro interior. Si lo que vemos fuera no nos gusta, cambiemos entonces lo que está dentro y mágicamente nuestra vida será otra. Se volverá luminosa.

Aprendamos a conocernos. Descubramos quiénes somos. Recuperemos el vínculo con nuestro niño interior. Sólo cuando demos este primer paso podremos confiar. Recién ahí conectaremos con la esencia de los mensajes. Ese día no importará si fue Cristo, Buda, la naturaleza, una mariposa o una flor quien nos acercó la enseñanza.

Habremos comprendido que la existencia, fiel a su naturaleza creativa, se disfraza de millones de maneras para acercarnos a aquello que necesitamos saber.... Que caigan nuestras barreras. Demos paso al mensajero.

Porque… lo que importa es el mensaje.

(Julio Andrés Pagano)

En el blog "La sabiduría de la luz"

Siento

"Siento el pulso de la tierra. Silencioso me está llamando. Acompaso mi latir a su latir tranquilo. Sigo su mismo ritmo. Corazón con corazón.
POMPOM POMPOM

Evgeni Gordiest





En http://www.facebook.com/media/set/?set=a.228155400550225.62793.100000672993862

jueves, 7 de julio de 2011

El arte de vivir

De la misma forma que cada mesa participa de una esencia que le da forma, toda obre de arte participa de una forma Universal, y solo ésta puede darle el sello que la convierte en eso, en obra de arte. Bien es cierto que no percibimos directamente esta universalidad; es la razón por la que tantos filosofos se han mostrado reacios a considerar las esencias como reales porque nunca veo más que esta mesa presente y no bajo su forma universal "mesa", nunca veo más que este cuadro y no la esencia misma de lo Bello.

Y sin embargo, está ahí, ante nuestros ojos: cada cuadro de un maestro holandés es una encarnación de ello, una aparición fulgurante que solo podemos contemplar a través de lo singular pero que nos da acceso a la eternidad, a la atemporalidad de una forma sublime.
La eternidad: ese invisible que contemplamos.

Pues el Arte es la vida, pero con otro ritmo.

(La elegancia del erizo. Muriel Barbery)

El coro

Cada ve que ocurre, es como un milagro. Toda la gente, todas las preocupaciones, todos los odios y todos los deseos, todas las angustias, todo el año de colegio con su vulgaridad, sus acontecimientos menores y mayores, sus profes, sus alumnos abigarrados, toda su vida en la que nos arrastramos, hecha de gritos y de lágrimas, de risas, de luchas, de rupturas, de esperanzas frustradas y de suertes inesperadas: todo desaparece de pronto cuando el coro empieza a cantar.

El curso de la vida se ahoga en el canto, de golpe hay una impresión de fraternidad, de solidaridad profunda, de amor incluso, que diluye la fealdad cotidiana en una comunión perfecta. Hasta los rostros se transfiguran, ya no veo a Achille Grand-Fernet, ni a Déborah Lemeur, ni a Ségolène Rachet. Veo seres humanos que se entregan en el canto.

Cada vez que ocurre lo mismo, siento ganas de llorar, tengo un nudo en la garganta y hago todo lo posible para dominarme pero, a veces, me resulta dfícil: apenas puedo reprimir los sollozos.

Entonces, cuando cantan un cannon, miro al suelo porque es demasiada emoción a la vez: es demasiado hermoso, demasiado solidario, demasiado maravillosamente en comunión. Dejo de ser yo misma, paso a ser parte de un todo sublime al cual pertenecen también los demás, y en estos momentos me pregunto siempre por qué no es la norma de la vida cotidiana en lugar de ser un momento excepcional.

Cuando la música enmudece, todo el mundo aclama, con el rostro iluminado a los integrantes del coro, radiantes. Es tan hermoso.

A fin de cuentas me pregunto si el verdadero movimiento del mundo no es el canto.

(la elegancia del erizo, Muriel Barbery)
Imagen Tito Lucaveche


¿Qué música oyes tú?

¡Que diferencia!

El video está editado por un chico de la asociación de ecologistas Ben Magec que recientemente se ha desplazado por los institutos canarios para dar a conocer la situación que se vive en los países del África occidental subsahariana. La canción es de un cantante de reege de Costa de marfil, bastante conocido, sobre todo por las numerosas criticas que hace en sus canciones y por sus tendencias rastafaris, motivos por los ha sufrido varios intentos de asesinato.





Extracto de la primera parte de un documental . Quien habla es Floyd "Red Crow" Westermann, indígena norteamericano de la etnia Sioux, cantante, actor y activista por los derechos de los pueblos fallecido en 2007.

"Porque esto es lo que ha dicho Jehova a la casa de Israel: Busquenme y sigan viviendo"
(Isaias 5:4)

El bien supremo

No lo he podido remediar. Me traigo del blog de Clarissa Un salmo para el camino esta última entrada suya:

Gócense y alégrense en ti
todos los que te buscan,
y digan siempre los que aman
tu salvación
¡Jehová sea enaltecido!

(Salmo 40:16)

Gócense y alégrense en Ti. El salmista nos invita a centrar nuestro bien máximo, nuestro gozo y felicidad, en Dios. Hay una diferencia muy grande cuando centramos nuestro máximo bienestar en Dios en relación a aquellas veces en que Dios es sólo un instrumento, una llave, para conseguir aquello que parece, nos reportará la ansiada felicidad.

El anhelo de ser feliz es universal y legítimo. Lo interesante es entender la soberanía de Dios no sólo sobre la vida humana sino también sobre todo lo creado. Cuando podemos depositar nuestra confianza en esa soberanía y dejar que el amor de Dios vaya llenando por completo nuestro ser íntimo, comienza a fluir su paz, nuestra alma encuentra su centro en el corazón de Dios.

Al cumplir, hoy, un año más de vida, me propongo vivir con mayor intensidad buscando el Salmo de Vida. Cantar y caminar. Caminar y cantar, como una manera de agradecer a Dios la esperanza, el descanso y la seguridad de alcanzar, algún día, la plenitud del gozo perfecto en Él mismo.

Imagen
Ilustración
Walter Crane
Blog Un salmo para el camino

Sabes Clarissa, creo que las palabras no logran expresarlo todo. Cuando sintamos no esa soberania de Dios sobre todo lo creado sino que Dios es todo, todo lo creado, es el aire, es el pájaro, es la flor, eres tú, y yo y todo lo que nos rodea, entonces habrá un verdadero sentido de la reverencia. y gozaremos profunda e intensamente.

Bellisimo salmo y me ha encantado la ilustracción que has escogido. Me la llevo, con tu permiso. Es bella!
Besote grande!!

miércoles, 6 de julio de 2011

De la comunicación a la comunión

La comunicación es de la mente: verbal, intelectual, conceptual. La comunión es de la no-mente, del silencio profundo, una transferencia de energía, no verbal; un salto de un corazón a otro corazón, inmediato, sin ningún vehículo.

Lo básico, lo esencial que hay que recordar- porque divide tu vida, divide el mundo entero en dos mundos- es que, si estás mirando a través de una pantalla de pensamientos, entonces vives en un mundo. El mundo de los pensamientos, es el mundo de las creencias, de pensar, de la lástima.

Si estás mirando con ojos limpios, ojos libres de nubes, tu percepción tiene claridad, es pura, es simplemente ver las cosas como son, sin proyectar nada sobre ellas. Entonces tienes entendimiento, entonces tienes meditación. Entonces el mundo entero cambia. Y el problema es que la mente puede engañarte. Crea lástima. Crea monedas falsas: en vez de compasión, crea lástima. La lastima es una moneda falsa. En lugar de comunión, tiene solo comunicación, que es una moneda falsa. En vez de fe, tiene creencias, que es una moneda falsa.

Recuerdalo, la mente intenta sustituir ¿Te falta algo? La mente trata de sustituirlo. Estate muy alerta, porque todo lo que pueda hacer la mente va a ser falso. La mente es la gran falsificadora, la mayor embaucadora que existe. Ayuda, trata de consolarte, te da algo falso para que ya no anheles lo real.

Recuerda siempre: lo que te nutre es real, y lo que simplemente te da consuelo es muy peligroso. Debido a este consuelo, no buscarás la comida auténtica.

Si empiezas a vivir en sueños y no comes comida auténtica, poco a poco te disiparás, desaparecerás te secarás y estarás muerto.

Así que toma medidas inmediatamente: cada vez que la mente trate de darte un sustituto, no lo escuches. Es una gran vendedora, una gran seductora. Te convence, dice: “Estas cosa son baratas”. La fe es muy difícil de encontrar, porque tendrás que arriesgar tu vida, la creencia es fácil, muy barata. Lo puedes conseguir por nada.

De hecho, tantas personas están listas – si aceptas sus creencias, están listas para darte algo más con ellas; hazte hindú, hazte cristiano, hazte musulmán. La gente está lista para darte una gran bienvenida, y respeto, respetabilidad. Todo está disponible, tan solo acepta sus creencias. La creencia no solo es barata, incluso puede traer muchas más cosas consigo.

La fe es peligrosa, nunca es barata. El entendimiento es peligroso, nunca es barato. Lo real es peligroso. Tendrás que arriesgar toda tu vida. Requiere valentía.

(Osho. Inteligencia)

domingo, 3 de julio de 2011

Kevin Sloan





Exuberante y atractiva, las pinturas de Kevin mantienen un espíritu de admiración y reverencia por la naturaleza, sin ningún signo de cinismo desencantado por lo común en el mundo de hoy.

Impregnada de significado y simbolismo, la técnica de la narración de Kevin invita al espectador a usar su propia imaginación y el conocimiento para crear historias personales en relación con cada cuadro fascinante.
http://translate.google.es/translate?hl=es&langpair=en|es&u=http://www.kevinsloan.com/&prev=/search%3Fq%3Dkevin%2Bsloan%26hl%3Des%26client%3Dfirefox-a%26hs%3DzEV%26rls%3Dorg.mozilla:es-ES:official%26prmd%3Divnso