Necesitaba las alas

Necesitaba las alas.
Ellas nos muestran los horizontes sin fín de la imaginación,
nos llevan hasta nuestros sueños,
nos conducen a lugares lejanos.
Son las alas las que nos permiten conocer las raices de nuestros semejantes
y aprender de ellos.

(Paulo Coelho)

recuerda tus sueños

¿volverá la magia?

Solo si tú crees.
¿Crees en las hadas?...

Deja que el viento entre y se lleve lo que sobra.
Deja que las raices beban el agua que necesitan.
Deja que los colores vuelvan a serlo todo.
Deja que aquella magia...

Nos Resucite.

I believe in you

Soledad, el camino que has escogido
inquieta ruta, sin regreso
Un día encontrarás tu luz nuevamente
Tu no sabes?
No dejes, se fuerte

Sigue tu corazón
Deja que tu amor te conduzca a traves de la oscuridad
Vuelve a un lugar que una vez conociste
Yo creo, Yo creo, Yo creo, en ti

Sigue tus sueños
Se tu mismo un angel de bondad
No hay nada que no puedas hacer
Yo creo, Yo creo, Yo creo, en ti

Solito, te iras fuera solito
Corazón abierto al universo
Donde vayas busca sin mirar atras
No esperes que el día nazca

Sigue tu estrella
Ve hasta donde tu sueño te lleva
Un día lo tocarás
Si tu crees, si tu crees, si tu crees, en ti
Sigue la luz, no apagues la llama que tu llegaras
En el fondo de ti recuerda
Que Yo creo, Que Yo creo, Que Yo creo, en ti

Algun día yo te encontraré
Algun día tu también me encontraras
Y cuando te tenga cerca
Yo se que es verdad
Sigue tu corazón
Deja que tu amor te conduzca a traves de la oscuridad
De vuelta a un lugar que una vez conociste
Yo creo, Yo creo, Yo creo en ti
Sigue tus sueños
Se tu mismo un ángel de bondad
No hay nada que no puedas hacer
Yo creo, Yo creo, Yo creo en ti

sigue tu estrella

sigue tu estrella

El lenguaje natural del alma es poesía y música. Florece sobre el símbolo, el mito y la metáfora. La facultad del alma es la imaginación. Esa facultad es nuestra manera de alcanzar el significado mas amplio.
Gifs animados

jueves, 22 de septiembre de 2011

La oración

La diferencia entre las plegarias de los Mutantes y la forma de comunicación de los Auténticos es que la plegaria consiste en hablarle al mundo espiritual, mientras que ellos hacen justamente lo contrario. Ellos escuchan. Borran la mente de pensamientos y esperan recibir.

El razonamiento que siguen parece ser el siguiente: "No se puede oir la voz de la Unidad cuando se está hablando"

(Las voces del desierto)

Telepatía

Los Auténticos no creemos que la voz estuviera destinada al habla. Para hablar se utiliza el núcleo corazón- cabeza. Cuando se usa la voz para hablar, uno tiende a enredarse en pequeñas conversaciones innecesarias y menos espirituales. La voz está hecha para cantar, para loar y para sanar.

Me dijeron que todos tenemos múltiples talentos y que todos podemos cantar. La cantante que hay en mi interior no desaparecerá aunque yo no honre ese don porque crea que no sé cantar.

Más tarde, durante el camino, cuando trabajaban conmigo para desarrollar mi comunicación mental, aprendí que que mientras tuviera algo en el corazón o en la cabeza que siguiera creyendo necesario ocultar, no funcionaría. Tenía que pactar absolutamente con todo.

Tenía que aprender a perdonarme a mí misma y aprender del pasado, en lugar de juzgarme. Ellos me demostraron que lo fundamental era aceptarme, ser sincero y quererme a mi misma para obrar de igual manera con los demás.

Por fín comprendí por qué caminábamos en silencio. Aquella gente se comunicaba la mayor parte del tiempo mediante telepatía y yo era testigo presencial. No se oía ni un solo sonido, pero se estaban transmitiendo mensajes entre personas separadas por unos 30 km.

Me explicaron cómo funcionaba. Si un niño de dos años, viera a otro niño jugando con alguna cosa (una roca, tal vez, tirada por una cuerda) y ese niño intentara quitarle el juguete a otro, inmediatamente notaría que las miradasa de todos los adultos se volvían hacia él. Aprendería entonces que se conocía su propósito de coger algo sin permiso y que no se aceptaba. El segundo niño aprendería también a compartir, aprendería a no aferrarse a los objetos. Este niño ya había disfrutado y almacenado el recuerdo de la diversión, de modo que sería la emoción de la felicidad lo que desearía y no el objeto.

Imaginé que a mis compatriotas les iba a costar creerse lo de la telepatía mental. Aceptarían fácilmente que en el mundo hubiera seres humanos que se comportaran con crueldad entre ellos, pero serían reacios a creer que en la Tierra hubiera personas que no fueran racistas, que vivieran juntos con una total compenetración y armonía, que descubrieran sus talentos únicos y propios y los honraran, como honran a todo lo demás.

Según Outa, la razón primordial por la que los Auténticos saben usar la telepatía es porque no mienten nunca. No utilizan siquiera una pequeña invención, ni una verdad a medias, ni una grosera afirmación falaz. No mienten en absoluto, de modo que no tiene nada que ocultar. Son gente que no tienen miedo de abrir sus mentes para recibir, y están dispuestos a darse información mutuamente.

Los humanos estaban destinados a comunicarse mediante la telepatía. Las diferentes lenguas y los diversos alfabetos son obstáculos que se eliminan cuando las personas, utilizamos la comunicación mental. Pero yo razonaba que eso jamás funcionaría en mi mundo, donde la gente roba a su empresa, defrauda a Hacienda y comete infidelidades. Mi gente no tolerarían jamás una “mente abierta” en su sentido literal. Hay demasiados engaños, demasiado dolor, demasiada amargura que ocultar.

(Las voces del desierto, Marlo Morgan)

Todo tiene un propósito

Lo que aprendí ese día fué la extraordinaria relación que tiene los aborígenes con la naturaleza.

Antes de reiniciar la marcha formamos un cerrado semicírculo, encarados todos al este. El Anciano de la Tribu se colocó en el centro y entonó un cántico. El ritmo lo establecieron y mantuvieron los miembros del grupo, batiendo las palmas, dando patadas en el suelo o golpeándose los muslos. Duró unos quince minutos. Era una rutina que se repetía diariamente cada mañana y que, según descubrí, constituía una parte muy importante de nuestra vida en común. Era la plegaria matutina, o el modo de centrarse o de fijarse un objetivo cada mañana.

Esta gente cree que todo el planeta existe por una razón. Todo tiene un propósito. No hay monstruos, inadaptados ni accidentes. Sólo malentendidos y misterios que aún no se han rebelado al hombre mortal.

El propósito del reino vegetal es alimentar a los animales y los humanos, mantener la tierra firme, realzar la belleza y equilibra la atmósfera. Me dijeron que las plantas y los árboles cantan a los humanos en silencio y todo lo que piden a cambio es que nosotros les cantemos a ellos.
Mi mente científica interpretó al instante que se referían al intercambio entre oxigeno y dióxido de carbono de la naturaleza.

El principal propósito del animal no es alimentar a los humanos, pero lo aceptan cuando es necesario. En realidad está para equilibrar la atmósfera y ser compañero y maestro con el ejemplo....Así pues, cada mañana la tribu envía un pensamiento o mensaje a los animales y plantas que nos aguardan. Dicen: “Caminamos hacia vosotros para honrar el propósito de vuestra existencia”. Corresponde a animales y plantas decidir quiénes de entre ellos serán los elegidos.

La tribu de los Auténticos no se queda nunca sin comida. El Universo siempre responde a su correspondencia mental. Ellos creen que el mundo es un lugar de abundancia. De igual modo que usted o yo podríamos reunirnos para oír a alguien tocar el piano y honrar su talento y su propósito, ellos hacen lo mismo con toda la naturaleza y con toda sinceridad.

Cuando aparecía una serpiente en nuestro camino, obviamente se encontraba allí para servirnos de comida. El alimento diario era una parte muy importante de nuestra celebración vespertina. Aprendí que el alimento no se daba por supuesto. Primero se solicitaba, se esperaba siempre que apareciera y así era, en efecto, pero se recibía con agradecimiento, mostrándose siempre una auténtica gratitud.

La tribu empieza cada día dando gracias a la Unidad por el día, por sí mismos, por sus amigos y por el mundo. Algunas veces piden cosas concretas, pero siempre se expresan así: “Es por mi supremo bien y el supremo bien de la vida en todas partes”

(Las voces del desierto, Marlo Morgan)

martes, 13 de septiembre de 2011

El comercio

"Al parecer el comercio se ha convertido en un azar para los mutantes. Vuestros negocios se iniciaron para que la gente colectivamente tuviera mejores productos de los que podría conseguir por sí sola, y como un método de expresar el talento individual y formar parte de vuestro sistema monetario. Pero ahora el objetivo del comercio es seguir comerciando. A nosotros nos parece extraño porque vemos el producto como una cosa real y a las personas como cosas reales, pero el comercio no es real.
Un negocio es sólo una idea, sólo un acuerdo; sin embargo el ojetivo del comercio es seguir comerciando, a pesar de todo."

(Las voces del desierto)

viernes, 9 de septiembre de 2011

El tiempo

El tiempo de ensueño se divide en tres partes, según me dijeron: Era el tiempo antes del tiempo; también existía el tiempo de ensueño cuando apareció la Tierra, pero aún no tenía carácter. Los primeros hombres, que experimentaban con emociones y acciones, descubrieron que eran libres de enfadarse cuando quisieran, que podían buscar cosas o situaciones que provocaban su enfado. Pero, preocupación, avaricia, lujuria, mentiras y poder no eran sentimientos y emociones que uno debiera desarrollar, y, para demostrarlo, los primeros hombres desparecieron y en su lugar surgió una masa rocosa, una cascada, un risco o lo que fuera. Estas cosas existen aún en le mundo y son motivo de reflexión para cualquiera que tenga la sabiduría de aprender de ellos. Es la conciencia lo que da forma a la realidad.

La tercera parte del tiempo de ensueño es el presente. La ensoñación perdura, la conciencia sigue creando nuestro mundo.


Los Mutantes tienen un juicio limitado porque miden el tiempo en relación consigo mismos. No reconocen más tiempo que el presente, y por tanto destruyen sin la menor consideración el futuro.


La palabra Mutante parece ser un estado del corazón y de la mente, no es un color ni una persona ¡Es una actitud! Es alguien que ha perdido o rechazado la antigua memoria y las verdades Universales.

(Las voces del desierto)

martes, 6 de septiembre de 2011

El rompecabezas

Mientras caminábamos, una mujer desapareció en el desierto y volvió poco después con una enorme hoja de un intenso verde. La mujer se llamaba Portadora de la Felicidad y su talento consistía en organizar juegos. Esa noche iba a encargarse de las actividades participativas y dijo que jugaríamos al juego de la creación.

Esa noche Mujer de los Juegos partió la hoja en pedazos...
La primera pieza se depositó sobre la arena, mientras proseguían los cánticos. A esta le siguió otras hasta que paró la música. Observamos entonces el dibujo formado como un rompecabezas. A medida que colocaban más piezas, comprendí que las reglas permitían mover cualquier pieza si uno creía que la suya encajaba mejor en otro sitio. No había turnos específicos. En realidad se trataba de un juego colectivo sin afán competitivo.
Pronto se completó la parte superior de la hoja, que recuperó su forma original. En ese momento nos felicitamos mutuamente. Todos habíamos participado en el juego, que aún estaba a medias.

Nos concentramos nuevamente en la tarea. Yo me acerqué al rompecabezas y coloqué mi pieza. Después me acerqué de nuevo, pero no distinguí cual era la mía. Outa me leyó el pensamiento y dijo:

“No pasa nada, Sólo parece que los trozos de la hoja están separados, igual que las personas parecen separadas, pero todos somos uno. Por eso es el juego de la creación”

“Ser uno no significa que todos seamos el mismo. Cada ser es único. No hay dos que ocupen el mismo lugar. De igual manera que la hoja necesita de todos los trozos para completarse, cada espíritu tiene un lugar especial. Las personas a veces, intentan cambiar de lugar, pero al final cada cual regresa al que le corresponde. Algunos de nosotros buscamos un camino recto, mientra que a otros les gusta la monotonía de trazar círculos.

“Nosotros recorremos un camino recto en la Unidad. Los Mutantes tienen muchas creencias; ellos dicen que vuestras costumbres no son las mías, que vuestro salvador no es mi salvador, que vuestra eternidad no es la mía. Pero la verdad es que toda la vida es una. Solo hay un juego. Solo hay una raza y muchos tonos diferentes.

Los Mutante discuten sobre el nombre de Dios, sobre qué edificio, qué día, qué ritual. ¿Vino Él a la Tierra? ¿Qué significan sus historias? La verdad es la verdad. Si hieres a alguien, te hieres a ti mismo. Si ayudas a alguien, te ayudas a ti mismo. La sangre y los huesos los encuentras en todos los hombres. En lo que difieren es en el corazón y la intención. Los Mutantes piensan solo en los cien años inmediatos, en sí mismos, separados unos de otros. Los Auténticos pensamos en la eternidad. Todo es Uno, nuestros antepasados, nuestros nietos no nacidos, la vida en todas partes.”

Les pregunté si habían oído el nombre de Jesús. “Desde luego- me dijeron-. Los misioneros nos enseñaron que Jesús es el Hijo de Dios. Nuestro hermano mayor. La Divina Unidad en forma humana. Es objeto de la mayor de las veneraciones. La Unidad vino a la Tierra hace muchos años para decirles a los Mutantes cómo debían vivir, lo que ellos habían olvidado. Jesús no vino a la tribu de los Auténticos. Hubiera podido hacerlo, nosotros estábamos aquí, pero no era nuestro mensaje. No se destinaba a nosotros porque nosotros no hemos olvidado. Nosotros ya vivíamos Su Verdad.. Para nosotros- prosiguieron-. La Unidad no es una cosa. Los Mutantes parecen adictos a la forma. No aceptan nada invisible y sin forma. Para nosotros, Dios, Jesús, la Unidad no es una esencia que rodea las cosas o que está presente en su interior; es todo!”

Las voces del desierto, Marlo Morgan
Imagen FOUNE