Necesitaba las alas

Necesitaba las alas.
Ellas nos muestran los horizontes sin fín de la imaginación,
nos llevan hasta nuestros sueños,
nos conducen a lugares lejanos.
Son las alas las que nos permiten conocer las raices de nuestros semejantes
y aprender de ellos.

(Paulo Coelho)

recuerda tus sueños

¿volverá la magia?

Solo si tú crees.
¿Crees en las hadas?...

Deja que el viento entre y se lleve lo que sobra.
Deja que las raices beban el agua que necesitan.
Deja que los colores vuelvan a serlo todo.
Deja que aquella magia...

Nos Resucite.

I believe in you

Soledad, el camino que has escogido
inquieta ruta, sin regreso
Un día encontrarás tu luz nuevamente
Tu no sabes?
No dejes, se fuerte

Sigue tu corazón
Deja que tu amor te conduzca a traves de la oscuridad
Vuelve a un lugar que una vez conociste
Yo creo, Yo creo, Yo creo, en ti

Sigue tus sueños
Se tu mismo un angel de bondad
No hay nada que no puedas hacer
Yo creo, Yo creo, Yo creo, en ti

Solito, te iras fuera solito
Corazón abierto al universo
Donde vayas busca sin mirar atras
No esperes que el día nazca

Sigue tu estrella
Ve hasta donde tu sueño te lleva
Un día lo tocarás
Si tu crees, si tu crees, si tu crees, en ti
Sigue la luz, no apagues la llama que tu llegaras
En el fondo de ti recuerda
Que Yo creo, Que Yo creo, Que Yo creo, en ti

Algun día yo te encontraré
Algun día tu también me encontraras
Y cuando te tenga cerca
Yo se que es verdad
Sigue tu corazón
Deja que tu amor te conduzca a traves de la oscuridad
De vuelta a un lugar que una vez conociste
Yo creo, Yo creo, Yo creo en ti
Sigue tus sueños
Se tu mismo un ángel de bondad
No hay nada que no puedas hacer
Yo creo, Yo creo, Yo creo en ti

sigue tu estrella

sigue tu estrella

El lenguaje natural del alma es poesía y música. Florece sobre el símbolo, el mito y la metáfora. La facultad del alma es la imaginación. Esa facultad es nuestra manera de alcanzar el significado mas amplio.
Gifs animados

miércoles, 30 de mayo de 2012

Final show

Y hablando de las distintas inteligencias del cuerpo, digo yo, si cuando esta aparece las demás se van de paseo, o por el contrario, todas se unifican. No sé que diría el Maestro...
Gracias por las sonrisas! Se necesitan.

domingo, 27 de mayo de 2012

Nuestros ancestros y las diferentes inteligencias del cuerpo humano


Según los ancestros de diferentes partes de nuestro planeta Tierra, nuestro cuerpo es sintiente y pensante.

Por ejemplo, en el caso de los ancestros de las tribus australianas, cuando una persona enferma o ha sido herida, la tribu entera se reúne al alrededor del enfermo y le canta pidiéndole perdón a la herida o la parte afectada, la cual automáticamente entra en remisión y se dan curaciones milagrosas.

Lo mismo ocurre en las asombrosas curaciones de los Kahuna o médicos-magos hawaianos. Éstos entran en comunicación directa con la parte afectada pidiéndole perdón. En un acto de oración donde se involucran ellos, el paciente y todas las vidas durante las cuales ellos se han encontrado e involucrado con esa persona.

Y se dan curaciones consideradas milagrosas.

En el conocimiento ancestral Inca, todo es reciprocidad.
Uno enferma cuando se llena de energía pesada o “hucha”, por tener actitudes egoístas y no dejar fluir el “sami” o energía ligera.

Por ello, en las curaciones se pide a la parte del cuerpo que se armonice con Pachamama (la Madre Tierra) y permita que el bloqueo se equilibre.

Y la persona sana.

En el caso de los indios Lakota, en el norte del continente americano, se le habla al cuerpo para informarle que una medicina va a curarlo.

A la medicina también se le informa del propósito para el que será utilizada. Y, lógicamente, las personas sanan…

Tomando algunos casos de medicina tradicional de los antiguos, se llega a una interesante conclusión:

Los ancestros aceptaban las partes de nuestro cuerpo como un ser completamente inteligente y autónomo del cerebro.

Esto se llegó a tomar como franca superchería, especialmente en los tiempos recientes. Pero hoy en día los descubrimientos de la ciencia, muy ajena a toda superstición y especulación,
nos dejan estupefactos…

La sabiduría del cuerpo es un buen punto de acceso a las dimensiones ocultas de la vida: es totalmente invisible, pero innegable.


Los investigadores médicos empezaron a aceptar este hecho a mediados de los años ochenta.
Anteriormente se consideraba que la capacidad de la inteligencia era exclusiva del cerebro, pero entonces se descubrieron indicios de inteligencia en el sistema inmune y luego en el digestivo.


LA INTELIGENCIA DEL SISTEMA INMUNE

La Dra. Bert descubrió (y luego lo confirmaron otros científicos), que existen tipos receptores inteligentes no sólo en las células cerebrales, sino en todas las células de todas partes del cuerpo (les llamaron en un principio neuropéptidos).

Cuando comenzaron a observar las células del sistema inmunológico, por ejemplo las que protegen contra el cáncer, las infecciones, etc.,encontraron receptores de los mismos tipos que en el cerebro.

En otras palabras, las células inmunológicas del ser humano, las que nos protegen del cáncer y de las infecciones, están literalmente vigilando cada pensamiento nuestro, cada emoción, cada concepto que emitimos, cada deseo que tenemos.

Cada pequeña célula T y B del sistema inmunológico, produce las mismas sustancias químicas que produce el cerebro cuando piensa.

Esto lo hace todo muy interesante, porque ahora podemos decir que las células inmunológicas son pensantes. No son tan elaboradas como lo es la célula cerebral, que puede hacerlo en inglés o castellano o en función de un cierto idioma, pero sí piensa, siente, se emociona, desea, se alegra, se entristece, etc.

Esto es la causa de enfermedades, del stress, del cáncer, etc.
Cuando la persona se deprime, entran en huelga y dejan pasar los virus que se instala en su cuerpo.

LA INTELIGENCIA DEL SISTEMA DIGESTIVO

Hace diez años parecía absurdo hablar de inteligencia en los intestinos. Se sabía que el revestimiento del tracto digestivo posee miles de terminaciones nerviosas, pero se les consideraba simples extensiones del sistema nervioso, un medio para mantener la insulsa tarea de extraer sustancias nutritivas del alimento.

Hoy sabemos que, después de todo, los intestinos no son tan insulsos. Estas células nerviosas que se extienden por el tracto digestivo forman un fino sistema que reacciona a sucesos externos: un comentario perturbador en el trabajo, un peligro inminente, la muerte de un familiar.


Las reacciones del estómago son tan confiables como los pensamientos del cerebro, e igualmente complicadas.

LA INTELIGENCIA DEL HÍGADO

Las células del colon, del hígado y del estómago también piensan, sólo que no con el lenguaje verbal del cerebro.

Lo que llamamos “reacción visceral” es apenas un indicio de la compleja inteligencia de estos miles de millones de células.

En una revolución médica radical, los científicos han accedido a una dimensión oculta que nadie sospechaba: las células nos han superado en Inteligencia durante millones de años.


LA INTELIGENCIA DEL CORAZÓN

Muchos creen que la conciencia se origina únicamente en el cerebro.

Recientes investigaciones científicas sugieren, de hecho, que la conciencia emerge del cerebro y del cuerpo actuando juntos.


Una creciente evidencia sugiere que el corazón juega un papel particularmente significante en este proceso.

Mucho más que una simple bomba, como alguna vez se creyó, el corazón es reconocido actualmente por los científicos como un sistema altamente complejo, con su propio y funcional “cerebro”.

Es decir, el corazón tiene un “cerebro” o inteligencia propia.

Según nuevas investigaciones en el campo de la Neurocardiología, el corazón es un órgano sensorial y un sofisticado centro para recibir y procesar información.

El sistema nervioso dentro del corazón (o el “cerebro del corazón”) lo habilita para aprender, recordar, y para realizar decisiones funcionales independientemente de la corteza cerebral.
Aparte de la extensa red de comunicaciones nerviosas que conectan al corazón con el cerebro y con el resto de cuerpo, el corazón transmite información al cerebro y al cuerpo interactuando a través de un campo eléctrico.

El corazón genera el más poderoso y más extenso campo eléctrico del cuerpo. Comparado con el producido por el cerebro, el componente eléctrico del campo del corazón es algo así como 60 veces más grande en amplitud, y penetra a cada célula del cuerpo.

El componente magnético es aproximadamente 5000 veces más fuerte que el campo magnético del cerebro y puede ser detectado a varios pies de distancia del cuerpo con magnetómetros sensibles

RECOMENDACIONES:


Las investigaciones del Instituto HeartMath sugieren que “Respirar con Actitud” es una herramienta que ayuda a sincronizar el corazón, la mente y el cuerpo para darle una coherencia psicofisiológica más poderosa.

Al usar esta técnica regularmente -unas 5 veces al día- se desarrolla la habilidad para realizar un cambio de actitud durable.

Al “Respirar con Actitud”, uno se enfoca en su corazón y en el plexo solar mientras respira con una actitud positiva. Automáticamente, el corazón armonizará la energía entre el corazón, mente y cuerpo, incrementando la conciencia y la claridad.

LA TÉCNICA DE RESPIRAR CON ACTITUD

1. PRIMER PASO

Inhalar - enfocando la atención en el corazón.

Exhalar - enfocando la atención en el plexo solar. (unos 10 cm hacia abajo del corazón, justo debajo del esternón, donde se unen los lados derecho e izquierdo de la caja toráxica).

Practica inhalar a través del corazón y exhalar a través de la caja toráxica durante 30 segundos o más para ayudar a anclar tu atención y tu energía en ese lugar.

2. SEGUNDO PASO

Una vez que tu atención está centrada en la caja toráxica, después de por lo menos 30 segundos…
Escoge alguna actitud o pensamiento positivo para inhalar o exhalar durante los siguientes 30 segundos o más.

Por ejemplo, puedes inhalar una actitud de aprecio y exhalar una de atención.

3. TERCER PASO

Selecciona actitudes para respirar que te ayuden a compensar las emociones negativas y de desequilibrio de las situaciones por las que estás atravesando.

Respira profundamente con la intención de dirigirte hacia el sentimiento verdadero de esa actitud positiva.

Por ejemplo, puedes inhalar una actitud de misericordia y exhalar una actitud de equilibrio, o puedes inhalar una actitud de amor y exhalar una actitud de compasión.

Practica diferentes combinaciones de actitudes que tú quieras desarrollar. Puedes decir en voz alta Respiro Sinceridad, Respiro Fortaleza, Respiro Tranquilidad, Respiro Gratitud o cualquier otra actitud o sentimiento que tú desees o necesites.

Aún si al principio no sientes un cambio en tu actitud, ten paciencia. Recuerda que Roma no se hizo en un día….

Haciendo un esfuerzo genuino para cambiar, te ayudará a alcanzar al menos a un estado neutral, en el cual tendrás más objetividad y ahorrarás mucha energía.

Blog : Soy espiritual
Jocelyne Ramniceanu
http://hooponoponoenvenezuela.wordpress.com/
http://lareconexionenvenezuela.wordpress.com
http://twitter.com/#!/HooponoponoVzla

lunes, 21 de mayo de 2012

El puzzle

¿Por qué nos empeñaremos en imponer a los demás nuestras creencias? Cada uno tiene que ocupar su propio lugar en el mundo. No hay ni una pieza que sobre.

"Mientras caminábamos, una mujer desapareció en el desierto y volvió poco después con una enorme hoja de un intenso verde. La mujer se llamaba Portadora de la Felicidad y su talento consistía en organizar juegos. Esa noche iba a encargarse de las actividades participativas y dijo que jugaríamos al juego de la creación.

Esa noche Mujer de los Juegos partió la hoja en pedazos...

La primera pieza se depositó sobre la arena, mientras proseguían los cánticos. A esta le siguió otras hasta que paró la música. Observamos entonces el dibujo formado como un rompecabezas. A medida que colocaban más piezas, comprendí que las reglas permitían mover cualquier pieza si uno creía que la suya encajaba mejor en otro sitio. No había turnos específicos. En realidad se trataba de un juego colectivo sin afán competitivo.

Pronto se completó la parte superior de la hoja, que recuperó su forma original. En ese momento nos felicitamos mutuamente. Todos habíamos participado en el juego, que aún estaba a medias.
Nos concentramos nuevamente en la tarea. Yo me acerqué al rompecabezas y coloqué mi pieza.

Después me acerqué de nuevo, pero no distinguí cual era la mía. Outa me leyó el pensamiento y dijo:

“No pasa nada, Sólo parece que los trozos de la hoja están separados, igual que las personas parecen separadas, pero todos somos uno. Por eso es el juego de la creación”

“Ser uno no significa que todos seamos el mismo. Cada ser es único. No hay dos que ocupen el mismo lugar. De igual manera que la hoja necesita de todos los trozos para completarse, cada espíritu tiene un lugar especial. Las personas a veces, intentan cambiar de lugar, pero al final cada cual regresa al que le corresponde. Algunos de nosotros buscamos un camino recto, mientra que a otros les gusta la monotonía de trazar círculos.

“Nosotros recorremos un camino recto en la Unidad. Los Mutantes tienen muchas creencias; ellos dicen que vuestras costumbres no son las mías, que vuestro salvador no es mi salvador, que vuestra eternidad no es la mía. Pero la verdad es que toda la vida es una. Solo hay un juego. Solo hay una raza y muchos tonos diferentes.

Los Mutante discuten sobre el nombre de Dios, sobre qué edificio, qué día, qué ritual. ¿Vino Él a la Tierra? ¿Qué significan sus historias? La verdad es la verdad. Si hieres a alguien, te hieres a ti mismo. Si ayudas a alguien, te ayudas a ti mismo. La sangre y los huesos los encuentras en todos los hombres. En lo que difieren es en el corazón y la intención. Los Mutantes piensan solo en los cien años inmediatos, en sí mismos, separados unos de otros. Los Auténticos pensamos en la eternidad. Todo es Uno, nuestros antepasados, nuestros nietos no nacidos, la vida en todas partes.”

Les pregunté si habían oído el nombre de Jesús. “Desde luego- me dijeron-. Los misioneros nos enseñaron que Jesús es el Hijo de Dios. Nuestro hermano mayor. La Divina Unidad en forma humana. Es objeto de la mayor de las veneraciones. La Unidad vino a la Tierra hace muchos años para decirles a los Mutantes cómo debían vivir, lo que ellos habían olvidado. Jesús no vino a la tribu de los Auténticos. Hubiera podido hacerlo, nosotros estábamos aquí, pero no era nuestro mensaje. No se destinaba a nosotros porque nosotros no hemos olvidado. Nosotros ya vivíamos Su Verdad.. Para nosotros- prosiguieron-. La Unidad no es una cosa. Los Mutantes parecen adictos a la forma. No aceptan nada invisible y sin forma. Para nosotros, Dios, Jesús, la Unidad no es una esencia que rodea las cosas o que está presente en su interior; es todo!”
Las voces del desierto, Marlo Morgan
Imagen FOUNE

viernes, 11 de mayo de 2012

Aceptación


El inicio de la transformación

La primera impresión que tenemos cuando escuchamos o pensamos en aceptar, ya sea una persona, un hecho o una situación, es que nos estaremos sometiendo o subyugando, renunciando a la lucha, siendo débiles. De hecho, si queremos cambiar cualquier aspecto de nuestras vidas ya nosotros mismos, tenemos que empezar aceptando. Nos aceptamos.

La aceptación es el principio de un poder transformador que sólo aquellos que lo han experimentado puede evaluar.

Es difícil aceptar una pérdida material o emocional; una situación financiera difícil; una enfermedad; una humillación; una traición.
Pero la aceptación es un acto de buena voluntad, mente abierta, sabiduría y humildad, porque contrario a lo que muchos piensan, la vida misma, no está bajo nuestro control.

Las personas son como son, apenas cambian. No podemos contar con ello. La única persona que podemos cambiar es a nosotros mismos, por lo que si no hay una aceptación, lo que estamos haciendo no tiene sentido, es una locura.

Ser duro, luchar, rebelarse, negar, deprimir, desesperarse, indignarse, culparse, son reacciones emocionales cargadas de ira. Rabia de otro, de sí mismo, enojado con la vida. Y la ira destruye, lesiones, rompe, separa.

La aceptación es una fuerza desconocida para nosotros, porque estamos condicionados a pelear, a alborotar, luchar y hacer ruido. Aceptar es la paz, la comprensión, la ligereza.

Aceptar no es darse por vencido, ni renunciar.
Aceptar es estar lúcido en el momento presente y así es como la vida se presenta, así es como debe ser.

La aceptación es ponerse listo para ver la dificultad desde otro ángulo, otra perspectiva. Sin la carga que nos colocamos o imaginamos tener.

En el momento en que aceptamos, desmaterializamos las situaciones que fueron creados por nosotros, las soluciones surgen de manera natural a través de la intuición o de hechos que traen las respuestas y soluciones al problema. Tan simple como eso!

Todo es movimiento. Nada es permanente.

Nuestra tendencia "natural" es resistir, no aceptar, luchar contra todo es lo que nos contraria y genera sufrimiento. De esa forma prolongamos la situación. Resistir sólo nos mantiene atrapados en la incómoda situación, a menudo perpetuando y haciendo que todo sea más complicado y pesado.

Cuando no aceptamos nos volvemos amargos, airados, atrapados, frustrados, infelices, llenos de ira y tristeza, y esos patrones mentales y emocionales crean más dificultades, nunca traen la solución. A menudo pensamos que los demás o las cosas son responsables de los hechos. Y no es así.

Aceptar es ampliar la conciencia y encontrar respuestas, soluciones, alivio. Aceptar es lo que nos lleva a la fe.

La aceptación es un paso concreto para hacer la vida más ligera, más feliz y saludable.

Es fundamental entender que la aceptación no significa darse por vencido, sino seguir adelante con optimismo. Tener muchas metas a alcanzar es una actitud saludable hacia la vida. Ser agradecidos colabora y mucho para aprender a aceptar.

Aceptar se refiere al momento presente, al ahora.

El momento en que aceptas, te rindes a lo que la vida desea ofrecer. Las nuevas ideas siguen surgiendo en la dirección deseada, para salir del sufrimiento.

Como se suele decir,
"El dolor existe, pero el sufrimiento es opcional, es una elección."

¿Quiere ser feliz?

Acepte!

Recuerde: Usted sólo puede cambiarse a sí mismo.
Sólo usted es responsable de todo lo que le ocurre y siente.

¡Mucha paz para el día de hoy!!

Oración de la Serenidad
Dios, concédeme la serenidad para aceptar
cosas que no puedo cambiar.
Valor para cambiar las cosas que puedo.
Y sabiduría para reconocer la diferencia