Necesitaba las alas

Necesitaba las alas.
Ellas nos muestran los horizontes sin fín de la imaginación,
nos llevan hasta nuestros sueños,
nos conducen a lugares lejanos.
Son las alas las que nos permiten conocer las raices de nuestros semejantes
y aprender de ellos.

(Paulo Coelho)

recuerda tus sueños

¿volverá la magia?

Solo si tú crees.
¿Crees en las hadas?...

Deja que el viento entre y se lleve lo que sobra.
Deja que las raices beban el agua que necesitan.
Deja que los colores vuelvan a serlo todo.
Deja que aquella magia...

Nos Resucite.

I believe in you

Soledad, el camino que has escogido
inquieta ruta, sin regreso
Un día encontrarás tu luz nuevamente
Tu no sabes?
No dejes, se fuerte

Sigue tu corazón
Deja que tu amor te conduzca a traves de la oscuridad
Vuelve a un lugar que una vez conociste
Yo creo, Yo creo, Yo creo, en ti

Sigue tus sueños
Se tu mismo un angel de bondad
No hay nada que no puedas hacer
Yo creo, Yo creo, Yo creo, en ti

Solito, te iras fuera solito
Corazón abierto al universo
Donde vayas busca sin mirar atras
No esperes que el día nazca

Sigue tu estrella
Ve hasta donde tu sueño te lleva
Un día lo tocarás
Si tu crees, si tu crees, si tu crees, en ti
Sigue la luz, no apagues la llama que tu llegaras
En el fondo de ti recuerda
Que Yo creo, Que Yo creo, Que Yo creo, en ti

Algun día yo te encontraré
Algun día tu también me encontraras
Y cuando te tenga cerca
Yo se que es verdad
Sigue tu corazón
Deja que tu amor te conduzca a traves de la oscuridad
De vuelta a un lugar que una vez conociste
Yo creo, Yo creo, Yo creo en ti
Sigue tus sueños
Se tu mismo un ángel de bondad
No hay nada que no puedas hacer
Yo creo, Yo creo, Yo creo en ti

sigue tu estrella

sigue tu estrella

El lenguaje natural del alma es poesía y música. Florece sobre el símbolo, el mito y la metáfora. La facultad del alma es la imaginación. Esa facultad es nuestra manera de alcanzar el significado mas amplio.
Gifs animados

domingo, 19 de agosto de 2012

Quiero contarte un cuento

"La tejedora de sueños"


Dulces sueños
No pierdas la fe
Esto también pasará

Déjate llevar
Nunca dejes de soñar
Disfruta del vuelo

Un paseo por las nubes


Biología y poesía


BIOLOGÍA Y POESÍA
Los neurofisiólogos y los bioquímicos lo están confirmando: la vida es más sencilla de lo que parece.

Amor o Miedo. No hay más.

Cuando estamos inundados de amor, confianza y seguridad, nuestro cerebro nada en sustancias placenteras: oxitocina, serotoninas, prolactina y otras ‘finas’ que lo vuelven todo hermoso. La vida es bella, y nosotros fluimos.

En ausencia de amor, sentimos miedo.

Estrés, ansiedad, angustia, ira. Nuestro sistema nervioso se carga de adrenalina y cortisol, y si somos bebés y niños —nuestro cerebro aún inmaduro— las redes neuronales se conformarán para la emergencia, la lucha y el control, la violencia o la adicción.

El pico de oxitocina más alto de la especie humana se produce en el momento del parto.

Madre y bebé compartimos un colocón de oxitocina que induce el nacimiento, el apego, el vínculo, la lactancia, la generosidad… y marca nuestro carácter para siempre.

La oxitocina es el soporte material del amor.

Digamos que la forma que tienen los científicos de describir lo que siempre han sabido los místicos y los poetas.

“La oxitocina es una hormona vital, puesto que se encuentra directamente relacionado con el bienestar y los sentimientos positivos, así como con el amor y la confianza. Por otro lado, también desempeña un papel importante a la hora de ser capaz de afrontar sentimientos negativos”
Kerstin Uvnäs-Moberg

“La oxitocina es una hormona y neurotrasmisor directamente implicada en los procesos sexuales, el parto y la lactancia, además de en el comportamiento de los lazos maternales y en el aumento de la confianza y la generosidad. Genera lazos afectivos intensos y nos empuja a cuidar, empatizar y amar. Ahora la neurociencia nos cuenta que sí: que las mujeres segregamos de forma natural oxitocina cuando estamos juntas”
Mónica Felipe-Larralde

Es apenas desde hace unos años cuando se ha constatado científicamente las implicaciones de las hormonas y los neurotrasmisores químicos en nuestras emociones, comportamiento y, finalmente, en el tipo que sociedad que habitamos.

Los cambios actuales de paradigma, de sistema económico y de ciclo, también son cambios de apostar por unas hormonas frente a otras. De la adrenalina y el cortisol, responsables del stress, competitividad, miedo y desconexión personal de la civilización que acaba, vamos a pasar a un tiempo donde se conocerá, respetará y potenciará más la oxitocina, la hormona de la calma y el amor